TRATAMIENTO INTEGRAL DE LA VISIÓN

 

La visión es un elemento indispensable para una mejor evolución de las habilidades visumotoras que se están desarrollando en el niño.

La revisión ocular en los niños debe ser temprana. Se recomienda una primera revisión al nacer, a los 4 meses, y posteriormente una revisión anual permitirá el diagnóstico de defectos visuales y su tratamiento oportuno.

 

Es normal en niños pequeños defectos refractivos como el astigmatismo hipermetrópico, pero estos defectos visuales pueden llegar a ser importantes causas de fatiga visual y otros síntomas inespecíficos. La revisión ocular en niños es posible y permite su pronta rehabilitación y de este modo evitar la progresión del daño o la falta en su adecuado desarrollo visual.

 

Es importante durante el crecimiento determinar que la visión está permitiendo en la persona el buen desarrollo de la binocuaridad, para eso se realizan pruebas que demuestren su adecuada y sana evolución.

 

La binocularidad es una función sensorial relevante para el desarrollo de las funciones visumotoras de la persona.