NISTAGMO

 

 

El nistagmo se caracteriza por un movimiento anormal de los ojos, generalmente en ambos. Se observan sacudidas continuas que pueden tener algunos momentos de reposo o ser persistentes. 

 

Pueden observarse de modos diversos, ser de movimientos amplios o cortos, rápidos o lentos, e incluso cambiar de modo.

 

Pueden aparecer desde el nacimiento, hacia los dos meses de vida pero tambien existen nistagmos adquiridos en personas previamente sanas.

 

Siempre hay que determinar la causa y demostrar si existe daño ocular asociado o daño neurológico.

 

El tratamiento siempre debe ser inmediato y profesional.

 

Algunas veces puede asociarse a tortícolis porque la persona intente fijar mejor de este modo.

 

Existen alternativas de tratamiento para los movimientos oculares anormales, como el nistagmo.

 

El tratamiento debe ser temprano para favorecer los circuitos visuales o bien para su rehabilitación en caso de nistagmo adquirido.

 

El nistagmo es un signo clínico que puede estar asociado a algunas enfermedades, su vigilancia es relevante para determinar la salud del paciente.