Buscar
  • Doctora Moguel

285 millones de personas con discapacidad visual en el mundo. 80% son prevenibles!

Los problemas de discapacidad visual afecta a millones de personas. Existen varias razones para ello, el aumento de los nacimientos prematuros, el envejecimiento de la población, las enfermedades, las dificultades en el acceso a la salud, la falta de información sobre problemas visuales infantiles como la ambliopía (ojo flojo), los defectos refractivos, entre los que destaca la amenaza de la miopía en la población de la cual se ha calculado que afecte a medio planeta al 2050, etc.

QUIÉN SÍ SE DA CUENTA?. Ahora pensemos en la diferencia que existe entre un adulto al notar que le ha pasado algo en su visión, comparado con un niño.

Existe un gran riesgo en la población infantil de sufrir un daño visual y no ser percibido, ni por los padres, a veces sin poder ser notado por los pediatras, o por los profesores, y por supuesto mucho menos por el niño. La diferencia? adivinaste: el adulto buscará ayuda; el niño...no!

CUÁL ES EL RIESGO? Es así de fácil, el adulto ha completado su desarrollo visual, digamos que "ya sabe ver", de modo que puede notar el cambio, (ojo: ya hablaremos de los diabéticos que pudieran pasar desapercibido que estén haciendo Retinopatía diabética). Pero el niño, especialmente el pequeño, aún está en fases de desarrollo visual, de modo que al cursar con algún problema que le ocasione interrupción de la captación de las imágenes puede sufrir alteraciones tan importantes que afecten no solo la calidad de su visión, sino el resto de los mecanismos de aprendizaje que dependían de ella, y que son parte de los cambios que ocurren en la ambliopía (llamado comúnmente "ojo flojo", expresión que solo se limita a la falla visual en el ojo, sin considerar los cambios a nivel cerebral; dentro de las causas de ambliopía deben considerarse el estrabismo, las lesiones que tapan la vía visual, como una catarata congénita o un párpado caído, el nistagmo, y los defectos refractivos).

QUÉ PODEMOS HACER? Mucho! La revisión temprana, desde el nacimiento permite detectar problemas que puedan amenazar e impedir el buen desarrollo visual. La vigilancia durante el crecimiento permite la identificación oportuna durante el riesgo de aparición de defectos refractivos y su corrección adecuada; y el cuidado de los adultos y sus posibles enfermedades asociadas que pueden afectar la visión permite una detección oportuna para ofrecer tratamientos con mayor eficacia.

DE ESTO TENEMOS QUE HABLAR!



43 vistas0 comentarios