RETINOPATÍA DEL PREMATURO

 

Los bebés nacidos prematuramente tienen el alto riesgo de sufrir graves e irreparables daños a su visión. La revisión de la retina en los prematuros debe hacerse a las 4 semanas de vida. Revisa a tu bebé y cambia su futuro.

 

Las cifras de pérdida visual en niños nacidos prematuramente es alarmante. Estas cifras podrían cambiar si se realiza una vigilancia y detección oportuna en todos y cada uno de los niños nacidos prematuramente, con bajo peso al nacer y con grandes necesidades y requerimientos de oxígeno suplementario.